Categorías
NUESTRA CIVILIZACIÓN

La democracia vive únicamente cuando se logra la expansión ciudadana

Escucha el audio de la colección «SORBOS DE ENERGÍA» compártelo entre tus amistades – gracias 🙂

 

Democracia significa un mecanismo, donde la política existe para defender la soberanía del pueblo. Significa que la voz de los habitantes del lugar, se expresa a través de los cargos públicos. En síntesis, es el derecho de la población a elegir libremente a los candidatos que a su vez, siguen estando bajo el escrutinio publico y deben dar explicaciones de sus decisiones. Así, de manera indirecta, el pueblo consigue controlar a quienes gobernantes y definen el estilo de vida y la forma en que se organizan los recursos del territorio.

Sin embargo, la realidad de nuestro mundo refleja que esta explicación es un reflejo de lo que fue la democracia en sus inicios, pero hoy, se ha alejado de su naturaleza y función social. Por tal razón ACIMUT menciona la urgencia de regresar a la pureza de la democracia y recuperar la voz del pueblo a través de la administración pública. Porque la política de la vieja guardia se ha convertido en adoctrinamiento y propaganda, así como el efecto de una tiranía encubierta que resulta dañina y perjudicial para los habitantes del lugar.

Las elecciones electorales periódicas son esenciales. Las campañas electorales son necesarias para legitimar el proceso de elección. Pero lo vital radica en que el programa electoral, luego ¡se cumpla! En que los votos en las urnas, correspondan a la realidad de los votos emitidos por los votantes acreditados. Cuestiones que en la era de la informática en que todo debería ser más fácil y rápido, sin embargo, se ha logrado una confusión tal que al final, todo parece arreglado para que suceda lo que se ha previsto que pase.

Este es el punto: es muy peligroso dejar el poder largo tiempo en un mismo colectivo. En los pasillos del poder, aunque se visten de colores y rostros distintos cada cierto tiempo, permanece el mismo y tipo de poder que favorece a unos pocos y lastima a la mayoría de ciudadanos. Se protegen los intereses de las grandes corporaciones industriales y las entidades financieras y se subyuga toda decisión a las directrices de los organismos internacionales, por lo que la democracia es una aspiración que hace tiempo que no se cumple. Es tiempo de que los hombres y las mujeres del municipio, obtengan aquello que es justo y coherente, partiendo del amor y la verdad, lo saludable y pacífico, desde la creatividad puesta al servicio de la comunidad para garantizar la armonía convivencial.

Los ejes básicos de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora son los siguientes: regresar a la democracia pura, establecer la política vanguardista que descarta la política de la vieja guardia, recuperar la soberanía del pueblo, legitimando la voz popular mediante la administración pública y la gestión de los servicios públicos que humanizan la autoridad.

La presente colección de artículos argumenta la transición a la nueva etapa de nuestra especie atacada por una exceso de arbitrariedad tecnológica que deshumaniza a la ciudadanía planetaria. La vida se mueve por ciclos y, en esta ocasión, nuestra época refleja un cambio de paradigma que va más lejos de lo que nadie pueda imaginar, dado que estamos llegando a un línea de no retorno, si la cruzamos. Una nueva civilización obligada o la sociedad que se mejora a sí misma desde la base y hacia arriba, evitando continuar manteniendo una estructura piramidal que ahoga a los seres humanos.

Desde la propia experiencia del fundador del movimiento de innovación social que ostentó cargos de poder en la alcaldía veinticinco años atrás, y que no siguió con su formación política basada en la estructura lineal y la participación de todos los miembros por igual, salvaguardando la autonomía, no se presentó nuevamente a las elecciones de 1999 porque entendió que «el pueblo» todavía no estaba listo. Se retiró de la esfera pública.

Los recientes acontecimientos que se dieron desde el crack económico de 2008 y la «nueva realidad mundial» desde marzo del 2020, hacen que sea el momento propicio para que sus ideas vanguardistas se desplieguen en la sociedad que reclama dignidad y libertad.

El Proyecto ACIMUT va en paralelo a la «comunidad naranja». Ambos se complementan, interactuando por igual en la esfera política y pública, de la mano de una población participativa y crítica con el devenir que no se adapta a los principios humanistas, de manera que el diálogo entre habitante y representante, es fluido y el debate resulta rico y plural. Ningún partido político en la historia de la democracia a concebido una método como es la cooperación para la sinergia y el aunar esfuerzos para la simbiosis de las almas. Es la innovación social desarrollándose para evolucionar en favor de la mejor versión de nuestra civilización.

Basado el proyecto en los dones naturales del individuo y los talentos particulares del ciudadano en acción comunitaria, se enfoca en la potencialidad del ser humano y la oportunidad de su vibración energética, de manera que el el carácter del hombre y la mujer están manifestándose en la comunidad de diversas formas favorables y agradables, tanto para el ejecutor como para el receptor. Toda la actividad se basa en la capacidad de ser artistas, en vez de marionetas cómplices de una rutina que asfixia la energía ciudadana.

Se han analizado por años los desafíos relativos a la interacción de la espiritualidad creativa de efectos directos en el acontecer. Se concibe la dinámica de la responsabilidad individual que gracias a la autonomía, impulsa las destrezas y habilidades de cada ciudadano en la comunidad, facilitando las actividades que se disfrutan y se saben hacer bien. Siempre es más productivo aquel que disfruta lo que hace y, el resultado de lo que hace, será excelente, porque hay placer y amor en el servicio social. Respeto por quien recibirá el producto o servicio. Es decir, consciencia en la acción y comprensión de la importancia del aporte.

Los actuales sucesos que empañan la visión de la realidad y dificultan la respiración de la población, se convierten en peligros porque los políticos no han hecho lo que era su responsabilidad, por consiguiente, una nueva generación de «políticos vanguardistas» son requeridos para enderezar el arbusto que crece torcido, antes de que se grande y ya nadie lo pueda enderezar.

El logro más preciado tiene que ver con la conquista diaria del lado oscuro, esa parcela que es una sombra que daña a los demás. La cultura de competición y egoísmo a empujado a la codicia y la violencia y, la ausencia de sensibilidad y empatía ha convertido el planeta en un campo de batalla. Pero la identidad genuina del ser humano, la autenticidad que florece desde ACIMUT consigue que la individualidad del ciudadano y su carácter, no su maquillada personalidad, puedan establecer una base de tácticas saludables y pacíficas que contribuyen a sanar, para obtener la paz interior imprescindible para emerger con nuestra mejor versión.

La expresión singular y única de cada hombre y mujer comprometidos con la Sociedad Mejorada es la expansión de la consciencia de unidad y la fraternidad para el bien común que ocasiona una alegría compartida que se disfruta a plenitud de facultades. La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora interrumpe la civilización obligada sin rebelión o revolución.

Transgrede el Sistema actual desde la ley y la capacidad de estructurar una organización divergente que existe para cumplir la constitución y los derechos humanos fundamentales que se han venido traicionando con el amparo oficial.

Tras la investigación exhaustiva, ACIMUT ofrece una solución para aquellos que quieren y pueden mutar la realidad de nuestra época, creando juntos la sociedad que se mejora a sí misma sin interrupciones ni distracciones ni imposiciones que existen para controlar y someter, en vez de garantizar la defensa de la dignidad y libertad de los ciudadanos.

Nos concentramos en uno de los aspectos más elementales que no se ha incluido en la política, y es, obviamente, la potencia que lo transmuta todo. El amor. El amor crea y la fraternidad lo mantiene, igual que una madre le da el pecho a su hijo. Nos enfocamos en un hecho imprescindible para que las cosas fluyan, y es, por supuesto, la belleza de la verdad.

Los malos entendidos se dan por las falsedades y los engaños, por las mentiras que crecen para reforzar la anterior y, todo se desmadra. La honestidad y el coraje, además del entusiasmo y el compromiso social, son los rasgos característicos de los miembros del acimut comunal que por ser cargos públicos, no dejan de ser ciudadanos y vecinos y amigos de sus amigos. Hablamos de una manera de ser y estar completamente distinta a lo que se ha visto hasta la fecha. Esta circunstancia es posible porque los aspectos de consciencia se han ido integrando paulatinamente en las ciudades, de manera que la espiritualidad se ha mostrado más abiertamente, alejada de las religiones y los cultos, para ocupar puestos estratégicos desde donde vibrar para expandir la energía en las estructuras de organización pública.

La mayor falla del Sistema ha sido lo que el acimut comunal corregirá: habrá igualdad de oportunidades para todos. Del mismo modo que no queremos ser cómplices o esclavos, tampoco queremos convertirnos en los nuevos amos o los nuevos verdugos. Esto expresa literalmente el propósito vital de quienes participan de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora.

Los planes pasan por aprender a alimentarnos otra vez, educando a nuestros hijos en los principios humanistas y la autonomía responsable de sus actos. Revisando la economía que premia a los productos en vez de a las personas. Promoviendo un capitalismo «humanizado» a través del Método Energys. Todo desde la ética y la transparencia. Desde el enseñar a pescar en vez de regalar los peces. Impulsando los actos extraordinarios de los ciudadanos comunes y ordinarios. Dándole su lugar al alma humana y sus atributos y tesoros. Sabemos cómo eliminar la pobreza y la delincuencia.

La corrupción del gobernante es imposible cuando hay consciencia de unidad. La ignorancia del pueblo es imposible cuando hay en la gestión pública un sentido de fraternidad. Los tributos dejan de ser impuestos y pasan a ser voluntarias contribuciones cuando políticos y ciudadanos actúan para el bienestar general. Seres humanos en uno y otro lado de la moneda relacionándose desde el afecto y el respeto, intercambiándose las posiciones para que el músculo de la democracia no se agarrote.

Observar el voto como un deber cívico, más que como un derecho ocasional que a menudo, se desprecia. Hay que ir a las urnas. La participación de aquellos que no suelen votar es la clave de ACIMUT. La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora será útil si quienes la necesitan la activan. Si quienes la requieren, se implican en su nacimiento y funcionamiento.

Descarga PDF «ACIMUT: éxodo a la plenitud»

Si existe la comprensión entre unos y otros y, ambos, los dos. Cargos públicos y comunidad, entienden que son uña y carne. Que van de la mano, entonces la utopía dejará de ser un imposible para convertirse en ese espacio anhelado que por fin toma forma y se llena de contenido. Toda necesidad se atiende si se conoce. Todo capricho inaceptable se arrincona si se conoce. La vida puede ser mucho más sencilla cuando se dejan de enredar las cosas.

El propósito de la democracia a la que nos referimos como PURA, es la manera en cómo se organiza el gobierno que humaniza la autoridad, gestionando los desafíos sobre la base del amor al pueblo. Sobre la base del respeto al ciudadano, al que se observa en su totalidad, para averiguar cómo se aprovecha su valía y potencialidad en las «cosas de todos».

Las políticos vanguardistas de ACIMUT desempeñan sus responsabilidades públicas y, al mismo tiempo, pueden circular por la calle con una sonrisa, satisfechos de su actuación. Luego de cumplir con su actividad de «autoridad humanizada» vuelven a sus negocios actividades privadas y viven perfectamente con los decretos que firmaron y la reglas que aprobaron. Incluso en algunos casos, serán aplaudidos y felicitados, por el simple hecho de haber dado forma a las inquietudes de una población exigente que ha confiado en sus representes públicos.

La rotación de los cargos electos es la clave para evitar una infección ególatra de poder. Mientras se vea la carrera política como un sector o mercado en sí mismo, se seguirá con la política de la vieja guardia que ha permitido el abuso de poder y la injusticia social. El ciudadano debe concebir su proyecto existencial como un conjunto de actividades en las que, en un momento dado, el y ella, cooperan con el conjunto en su tarea de participación pública. A lo largo de la vida, se trata de un servicio público en beneficio de la comunidad que todos realizan. Esta perspectiva es una gran ventaja que acerca dos ámbitos por décadas reñidos.

La peor de las democracias, será preferible a cualquiera de las formas posibles de tiranía. Pero la democracia de los últimos tiempos que malvive a lo largo y ancho del planeta, se ha convertido en una dictadura de cuatro años. La población elige a sus dictadores. Los verdugos del pueblo. Pero no por lo que hacen los elegidos por la población, si no por lo que permiten que hagan los de más arriba y suceda lo que sucede. Por ello es que se hace tan urgente recuperar la pureza de la democracia. Es necesario establecer un mecanismo de lotería y azar, para que los que se han preparado para su período de desempeño social, puedan demostrar sus atributos, pero sin la influencia de la cúpula donde vive la élite permanente. Es tiempo de cortar el cordón umbilical y dejar de ser las víctimas.

Hacen falta ciudadanos competentes y comprometidos que trasladen el sentir humano a la estructura de organización que determina el estilo y la forma de vida del territorio. Hay que romper el equilibrio de fuerzas, para que esta dictadura del 51% sobre el resto, se resuelva definitivamente. Dado que se tiran a la basura los derechos del 49% de la población. Pero tal circunstancia habitual, ya nunca más sucederá. Desaparece cuando las fuerzas políticas dejan de ser armas de poder. Cuando lo que propone ACIMUT ocurra por fin, la lucha carecerá de sentido alguno, porque el enfrentamiento no estará en la contabilidad de los votos. Estará situado en la sinergia y la simbiosis de las ideas. En las necedades básicas que se complementan desde ambas caras de la moneda. Así es como la democracia obtiene su pureza, gracias a la naturaleza de la política vanguardista, que aporta innovación social al territorio al fusionar esfera cívica y gestión pública. Porque el papel del pueblo, no termina con la posibilidad del voto que se desprecia. Empieza por la responsabilidad individual de participar y aportar «el propio granito de arena» en algún momento de su trayectoria vital. Será al desempeñar la labor que luego se comprenderá mejor la función y se podrá continuar sumando a la comunidad al saber como se organizan las cosas de todos.

Una población que desconfía de sus dirigentes que actúan en «la casa de todos» es una lamentable situación, sin embargo, esto mismo es lo que sucede en la actualidad. La comunidad se abastece de servicios básicos y requiere de ciertas pautas de conducta para que la armonía convivencial se mantenga y, su político y ciudadano no van de la mano, entonces.. ¿qué sentido tiene una ciudad? ¿Para qué se vive concentrada la gente en un mismo lugar?

La cooperación y el trueque, el apoyo mutuo y la ayuda recíproca son el abrazo que requiere la administración pública y el pueblo que habita el territorio. Nunca debió existir una separación del político que siendo ciudadano, sin embargo, pasa a formar parte de cierta aristocracia del poder. Estas cuestiones han favorecido la corrupción y la injusticia, puesto que los que hacen las leyes, no las están cumpliendo o las hacen, precisamente para protegerse a ellos mismos. ¡Un escándalo!

Los políticos DE LA VIEJA GUARDIA han estado saboteando el bienestar del pueblo, con la excusa del progreso, escondiendo el hecho de que han buscado escalar en la pirámide para su lucro personal y el beneficio de su partido, pero de espaldas al pueblo al que engañan con discursos bonitos. Por ello los políticos vanguardista de ACIMUT son la alternativa favorable que beneficia a la población, porque ellos y ellas son la misma población y se arrincona el aparato de poder de las fuerzas políticas. Así de simple es lo que proponemos.

Sugerimos un tipo de organización social que humaniza la autoridad, porque la política vanguardista representa una actividad paralela a la vida del lugar. Una acción a tiempo parcial de la que ningún ciudadano se desmarca. Una oportunidad para integrarse en el devenir de la comunidad, sumando. Los hombres y las mujeres deben conocer desde la infancia la responsabilidad individual en la comunidad.

La democracia impura y corrupta, es la que destruye la autonomía ciudadana. La democracia pura es la política vanguardista que alienta la independencia del pensamiento particular de los hombres y las mujeres, dándole la oportunidad a la iniciativa del pueblo.

Establecemos una completa revisión para ofrecer una alternativa que en sí misma constituye un paraje. Otro bosque, en vez del actual, donde cada uno de los árboles se pelea con el otro. Hablamos de que todos los árboles permanezcan con su raíces entrelazadas, pero no bajo tierra. Fundiéndose el cielo y la tierra, el político y el ciudadano, el ser humano y la energía que da vida al mundo.

Un trono por el que pasan todos, aristócratas y plebeyos, así se resume una de las estrategias que definen el acimut comunal. Porque la democracia de hoy está en agonía, en la unidad de cuidados intensivos.. ¡muriendo cada día! Ha habido una extinción paulatina, debido a tanta dejadez y apatía, por la indiferencia ante lo que estructura la vida y determina el mundo. Este hecho hay que resolverlo ya. Tan solo dispondremos de una oportunidad. Porque si no se hace bien, para la siguiente ocasión, el Sistema habrá inventado la forma de aplastar el empoderamiento ciudadano.

Basta de prometer construir puentes donde no hay ríos. Aeropuertos gigantescos innecesarios. Es tiempo de enfocarnos en lo más fundamental que devuelve las cosas al sitio que le pertenece.

¿Qué opinas tú?…


-- Descargar artículo La democracia vive únicamente cuando se logra la expansión ciudadana as PDF --


Por CIUDADANO COSMICO

Método NACIÓN GLOBAL ENERGYS es un movimiento de innovación social que parte de la base de la sociedad civil y se convierte en el acimut comunal. Surge de la necesidad de recuperar los principios humanistas que el actual Sistema ha extirpado de la vida cotidiana. Su finalidad, además de recuperar la libertad y la dignidad de los seres humanos, es promover el empoderamiento ciudadano que viene determinado por conceptos como “aunar esfuerzos" y "vibrar en la misma frecuencia", así como la "economía de cooperación” y la “anarquía del alma” que se concretan en La Agenda Ciudadana para la Armonía Planetaria, de la cuál el Programa de Humanidades ÉXODO Podcast es su altavoz, al igual que las canciones de consciencia del género musical Rockaware que compone e interpreta el artista Ol Sasha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.