Categorías
LA PERSONA

LA POTENCIA NATURAL DEL ACIMUT COMUNAL

Escucha el artículo en Mp3 – Podcast, y, si te agrada el mensaje: compártelo en las redes sociales – gracias 🙂

El fundador habla del acierto del alma colectiva para afrontar los desafíos de la presente década. Nos introduce en la dinámica de la espiritualidad creativa de aplicación práctica, cuyo propósito es la armonía convivencial. Abre la alternativa de los principios humanistas, de la virtud y la ética, el amor y la verdad, en la gestión de la vida pública.

Numerosos filósofos abogados y economistas del pasado estaban en esta clase de metodología que la aristocracia rechazaba. Sin embargo, no hace falta ser un erudito en ninguna materia para saber que sumando las voluntades individuales se da un incremento de la potencialidad, una creatividad que resulta innovación social, además de unidad y fraternidad.

La voluntad colectiva que unifica es necesaria en un mundo globalista que cada vez se hace más totalitario. La coincidencia de egoísmos y codicia y usura centrada en muy pocas manos, las únicas que tiran de los hilos y controlan la tecnología de la dictadura digital, son elementos que deben considerarse y, a los cuales hay que responder de manera distinta al sometimiento y el conformismo que resigna a la mayoría de los ciudadanos del planeta.

Afortunadamente, todavía existe un margen de maniobra para la protección de la población, pero esta defensa está en manos de los hombres y las mujeres, justamente, en las almas activadas que despiertan y actúan con una respuesta.

Sin embargo, la solución ante la cada vez más evidente ausencia de dignidad y libertad del individuo, pasa por la toma de consciencia particular y, de inmediato, por el encuentro de afinidades y alianzas en la visión común del mundo saludable y pacífico que se construye con cada decisión que se toma en el ámbito íntimo del ser humano.

Es el aunar esfuerzos en las actividades que resumen el ideal de la comunidad donde la tranquilidad y la alegría disponen de una oportunidad. Se puede optar a la vida a plenitud de facultades cuando se revisa la estructura de organización y se rectifican y corrigen las fallas. Para ello es imprescindible que la voz del pueblo esté representada realmente en la administración que gestiona el territorio y la vida de sus habitantes.

Hay una tremenda potencia cuando se enlaza la Escuela Alternativa que descarta las obligaciones de una educación prefabricada que restringe la energía del ser humano, con la Asamblea Ciudadana que recopila las necesidades y resume los asuntos prioritarios en forma de petición que se transforma en la solicitud formal en la «casa de todos». En vez de que los hombres y las mujeres del lugar estén excluidos de los temas que los afectan directamente. ya desde niños, se les muestra como confiar en sus atributos y capacidades para desplegar sus dones y talentos en la comunidad.

Por consiguiente, la vibración del alma alza su voz y se puede oír en el espacio donde previenen los conflictos y se institucionalizan las reglas de relaciones en el municipio. El concejal de un ayuntamiento nunca puede ser un soldado obediente del capitán del gobierno central que, en realidad, está hoy obedeciendo al general situado en la sombra fuera del organigrama.

Hace falta una comprensión de parte de la ciudadanía para aceptar la verdad de que los gobiernos de cada país están siendo títeres de las grandes corporaciones y organismos internacionales que diseñan un mundo opresivo que ahoga la vitalidad de los ser humanos, condenando a los nuevas generaciones a una cárcel planetaria.

Se requiere de un compromiso inmediato para detener las agresiones que se dan con mucha sutileza y algunos golpes de efecto que encienden el miedo y la inseguridad, provocando desorientación y confusión. Hay una serie de relatos de narrativa oficial que no son exactamente fieles a la verdad. Es tiempo de decir basta y tomar la responsabilidad de la existencia humana. La propia vida que se alinea con la naturalidad, en vez de la artificialidad que ofrecen los actuales eventos.

Estamos en la tarea de la adecuación de las actitudes y las conductas que definen la historia de nuestra especie. Desde nuestro sentir interno propagamos la voluntad consciente que se traduce en la política vanguardista que humaniza la autoridad y recupera la pureza de la democracia. Nuestro itinerario es simple, en legal, es urgente. Sirve para darle su lugar a la soberanía individual y autonomía a la administración local.

La identidad particular incide en la actividad social que mejora procesos y protocolos, de manera que se obtiene una disposición favorable para el cumplimiento de las reglas. Reglas y normas que no requieren de coacción y sanciones. Porque nunca parten de la coerción y el castigo. Interesados y afectados son parte del diálogo para el acuerdo formal. Unos y otros se sientan en la mesa de negociación para la solución. Se integran y participan, en vez de ser excluidos y marginados. Son jugadores y árbitros, en vez de solo espectadores relegados a un segundo plano. Hombres y mujeres del lugar son los protagonistas de las reglas del juego en su territorio. Por ello se convierte toda actividad y movimiento en una aventura apasionante ¡una fiesta! Porque se sigue la pauta de la respuesta positiva, con la satisfacción y el aplauso de quienes se sienten útiles y valorados.

Desde los tesoros internos de cada uno es que la energía que vibra da cuerpo y forma al alma colectiva cuya sinergia deviene la simbiosis de las almas. La sociedad que se mejora a sí misma desde la base. Así es que la potencia de la sabiduría comunitaria crea la vida del mundo en el que participa como protagonista. Así es que la consciencia de unidad y la fraternidad, que inicia en la empatía, el afecto y el respeto, impulsa la ayuda recíproca y el apoyo mutuo que logra el bienestar común y la alegría que se comparte.

El acimut comunal es el bálsamo que lubrica el funcionamiento de las estructuras del poder que han sido secuestradas por desalmados crueles de intenciones siniestras. El régimen que asomó su punta, como iceberg en marzo del 2020, es un claro ejemplo de la ley marcial que viene suavemente en el guante de seda de la Inteligencia Artificial. Un guante que esconde vigilancia y control desde los dispositivos electrónicos.

Hay que reaccionar. Quedarse impasible ante los algoritmos y la presencia del código QR y demás acciones para someter y explotar y esclavizar a los ciudadanos, equivale a un autosuicidio. Defenderse de una agresión es un acto que dignifica al ciudadano. Protegerse es salvaguardar la libertad y los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal que la misma Organización de Naciones Unidas vulnera con la Agenda 20-30.

Los seres humanos que detectamos la ficción jurídica y la trampa, el fraude de la justicia y las finanzas y la educación obligada, asumimos la ley natural como eje que se convierte en catapulta para la expansión de los dones naturales y las destrezas y habilidades particulares brillando en la sociedad. Porque no se trata de una revolución violenta. Jamás planteamos una rebelión de vandalismo en las calles. Todo lo contrario. Ejercemos la evolución altruista que habla de la vida digna, la consciencia despierta, la energía activa, la sabiduría expresada, la belleza proyectada, el libre albedrío manifestado y sin ninguna clase de interrupción. En una palabra ¡amor! La verdad del amor en libertad.. sin ninguna clase de restricción.

Ser completamente desde nuestra totalidad. Estar en el mundo a plenitud de facultades, emergiendo con toda la potencialidad. Expandiéndonos juntos para transgredir las limitaciones que dan paso a la pluralidad y lo versátil y auténtico de cada uno. Se trata de una potencia jamás vista hasta la fecha. La existencia de una utopía hecha realidad, porque nunca fue un imposible. Únicamente un lugar al que todavía no se había llegado por falta del abrazo íntimo y colectivo.

Nos encaminamos con una sonrisa, desde la honestidad y la valentía, para que la identidad y emancipación de un sistema corrupto, pase a convertirse en un anécdota del pasado. El mundo resultante, es el cuerpo social que respira, oxigenando sus instituciones. Con sentido del humor y carcajadas de alegría que no persigue la engañosa felicidad a base de acumular objetos y desatar emociones e incontrolables deseos a manos de la publicidad y la programación que fabrica ciudadanos-computadora obedientes.

Estamos convencidos que, lentamente, pero inexorablemente, saltará el chispazo creador del acimut comunal en distintos rincones del planeta. La misma Tierra requiere este volver al campo y la tierra, al contacto con lo artesano y la Naturaleza. Lejos de las torres y los wifis. Cerca del rumor del río y los pájaros o las olas del mar que besan los pies desnudos hundidos en la arena.

Entonces, todo esto es posible. Es viable. Es una alternativa a la que te invitamos, apreciado lector, nuevo amigo, ser humano ¡hermano! El TODO en armonía es mejor que cualquier planteamiento parcial donde unos pocos disfrutan, mientras el respeto sufre o medita, se deprime o se vuelca a una adicción que vicia su vida.

¿Qué opinas? El todo es más importante que la suma de las partes separadas. Las intenciones particulares, ¿son lo único que importa?…

Pero, y si las intenciones y motivaciones de cada individuo tienen que ver con la vocación de servicio y la plenitud existencial, ¿qué pasa? Qué pasa cuando se comprende que nunca hay plenitud particular sin la armonía convivencial…

La clave está en la coincidencia de los principios humanistas y su puesta en marcha. Su práctica diaria en todos los ámbitos, sobre todo, en los estamentos donde se gestionan los recursos del pueblo. Quienes conforman el acimut comunal entienden la vida del conjunto, la existencia en común, la armonía en las relaciones entre unos y otros.

El dominio del cuerpo no pasa por el gimnasio o el yoga. Pasa por la gimnasia del alma que despliega el itinerario para la vida natural. Pasa por el alfabeto de la vida que incluye todas y cada una de las letras para actuar como la brújula que guarda el espíritu colectivo. Pasa por la unión y reunión de todos los habitantes del lugar en igualdad de condiciones.

Cuando el ser humano se siente bien, cuando se ha abrazado por dentro y conciliado con su esencia genuina, es fácil que sus tesoros internos se extiendan en el espacio que ocupa. Sentir desde la profundidad del alma es estar listos para vibrar. Vibrar en la comunidad significa que los dones inalienables y los talentos innatos florezcan como cosecha en la sociedad que será estructurada para la plenitud de sus ciudadanos.

Hablamos de la vivencia y permanencia del alma en la comunidad, pero sobre todo, de la experiencia de alcanzar dicha y júbilo ¡constante! Mencionamos la oportunidad de la unión de las partes, que igual como las células conforman los cuerpos, entendemos que cada ser humano es una célula del organismo vivo llamado especie humana. Entendemos que la historia se escribe con una única LEY: nunca dañar o perjudicar a un ser vivo.

¡Sabedlo todos! Se puede establecer una estructura de funcionamiento con la auténtica alma común dedicada a los principios humanistas. Se consigue establecer si se la quiere, al final, se trata de una elección intransferible. Una decisión que toma cada uno en su silencio más íntimo. En el diálogo con su voz interior.. en la tertulia con el alma.

Encuentra su esencia quien se desconecta de la red de Internet y se retira a un espacio tranquilo y con tiempo suficiente para reflexionar. Pero sobre todo, con la opción de suspenderse entre dos pensamientos y alejarse del razonamiento lógico de la mente para sentir el palpitar de la vida singular bajo la piel. Se alcanza esta peculiaridad.

Es justamente gracias a esta sensibilidad que se muta. Se deja atrás todo lo que ayer hizo que la vida miserable fuera una constante permanente, engañados en la zona de confort que nunca muestra la alegría innata, prometiendo la falsa felicidad. Es en el desempeño cotidiano que cada uno encuentra su significación, su propósito vital y el proyecto existencial que lo define como ser humano.. lejos del autómata del sistema actual.

La dinámica de la espiritualidad creativa resulta tan atractiva que los efectos inmediatos son de fácil aplicación. Los resultados son sencillos de practicar. Se vislumbra otra manera de ser y estar mucho más crítica y, a su vez, más ágil y flexible, mucho más efectiva. Porque estamos impulsados desde la excelencia humana que se traslada a la actividad profesional, a la vida social y familiar, a la vida en pareja y, en la pareja que forma cuerpo y alma como ser humano completo.

Son gratificantes estas posibilidades que el Sistema ha camuflado y disimulado para que hombres y mujeres se centren en el consumo y en alquilarse para largas jornadas de trabajo que los aleja de la opción de ser productivos y rentables en otras tareas que no son la economía y la industria. Las bendiciones surgen de las ventajas del acimut comunal, de los beneficios reales para los hombres y las mujeres.

Hombres y mujeres conviviendo en armonía, a plenitud de facultades, levantando a diario la construcción de lo que se señaló como utopía y, sin embargo, es la sociedad que se mejora a sí misma con los principios humanistas como cimientos permanentes.

El acimut comunal es la eco-aldea de la unión profunda que protege a la comunidad, defendiendo a cada miembro por igual como resultado de los Juicios populares que se promueven desde la mediación y la tutela de los expertos en la materia. En vez de presionar en la herida que sangra, limpiamos y curamos desde la compasión y solidaridad que rechazan el egoísmo y la mentira.

La alternativa está aquí. Puedes saber más del proyecto que bien puedes desplegar en tu territorio. Gustosamente proporcionamos las herramientas.

Descarga PDF Qué y por qué del ACIMUT
Descarga PDF Cómo y para qué sirve ACIMUT
Descarga PDF Dignidad y libertad con ACIMUT
Descarga PDF Fundamentos para el ACIMUT
Descarga PDF Sobre la ley natural (introducción)

Descarga PDF (versión completa) «ACIMUT: éxodo a la plenitud»

MÁS INFORMACIÓNEmail: contacto@acimutcomunal.info


-- Descargar artículo LA POTENCIA NATURAL DEL ACIMUT COMUNAL as PDF --


Por CIUDADANO COSMICO

Método NACIÓN GLOBAL ENERGYS es un movimiento de innovación social que parte de la base de la sociedad civil y se convierte en el acimut comunal. Surge de la necesidad de recuperar los principios humanistas que el actual Sistema ha extirpado de la vida cotidiana. Su finalidad, además de recuperar la libertad y la dignidad de los seres humanos, es promover el empoderamiento ciudadano que viene determinado por conceptos como “aunar esfuerzos" y "vibrar en la misma frecuencia", así como la "economía de cooperación” y la “anarquía del alma” que se concretan en La Agenda Ciudadana para la Armonía Planetaria, de la cuál el Programa de Humanidades ÉXODO Podcast es su altavoz, al igual que las canciones de consciencia del género musical Rockaware que compone e interpreta el artista Ol Sasha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.