Categorías
LA SITUACIÓN

LOS JUECES NO PUEDEN SER JUSTOS SI DEBEN OBEDECER LEYES INJUSTAS por Aldo Acimut

Urge corregir el sistema, enderezar este árbol torcido, rectificar sus fallas y graves errores. La solución no está en alejarse e intentar escapar. La cárcel es planetaria. Los seres humanos ya sabemos lo que no queremos, pero pocos son los que saben lo que quieren, por sentirlo como respuesta a la situación actual. Dejar de votar, nunca será la solución. Tomar las riendas de nuestro destino, es una opción legítima. La soberanía está en el individuo, en los dones y talentos.

El soldado que dispara contra indefensos niños y mujeres, ¿es responsable de sus actos? ¿Lo es el general que ha escrito y firmado la orden? ¿Lo es el gobierno de la nación que declarado la guerra?

Si el soldado se niega a disparar, rebelándose contra la orden., es probable que le armen un consejo de guerra. Incluso, puede que lo fusilen sin juicio alguno. Entonces, ¿qué hacer?

Hay quien disparará, sin pensarlo dos veces, matando inocentes para salvarse egoístamente. Hay quien se negará a matar, aceptando las consecuencias de su decisión. ¿Quién será de entre los dos, que podrá vivir en paz consigo mismo?

¿Hay que degradarse uno mismo y obedecer? ¿Hay que dañar a los demás, para respetar a la autoridad? ¿Es mejor cumplir la orden, antes que desafiarla y cuestionarla?

Lo peor del sistema que organiza la vida del mundo en el planeta, es su ficción jurídica. El sistema regula la manera en que funcionan las cosas en la Tierra. El sistema habla de autoridad, de la obligada obediencia a la autoridad. Pero luego se comporta hipócritamente. Tomemos como ejemplo los juicios de Nuremberg en 1948. Se procesan a cuatro jueces por crímenes de guerra. ¿Cuál es la responsabilidad de un juez?…

La responsabilidad de un juez, es hacer cumplir las leyes. Por consiguiente, el juez, no juzga a las leyes, juzga el comportamiento ciudadano, según las leyes aprobadas y vigentes. Por consiguiente, ese juicio era absurdo desde la misma perspectiva de la ley y el orden, dado que los jueces hicieron lo que tenían que hacer, según la disposición jurídica.

La falla del sistema está en las leyes que se pueden aprobar. Leyes que pueden ser injustas. Quizás son mezquinas, ruines, crueles, obscenas. De hecho, lo era la ideología nazi que sirvió para levantar a un pueblo contra el mundo.

Los tribunales de justicia buscan siempre culpables, nunca atienden las responsabilidades. ¿Es el ser humano responsable de sus actos? ¿El Estado es el responsable de los actos de sus funcionarios? ¿El Sistema es el responsable de los gobiernos de un país?

Para evitar que las leyes sean arbitrarias, deberán ser los afectados y beneficiados, conocedores de la realidad directa, quienes propongan las reglas a seguir. Reglas que legitima la administración que gestiona lo público. Para que en los puestos de mando existan los principios humanistas, la ética y la virtud, en definitiva, la excelencia humana. Deben exponerse ampliamente los principios más básicos en las escuelas alternativas, dado que el sistema de educación obligatoria, ha omitido negligentemente la formación de los futuros ciudadanos como auténticos ciudadanos completos.

Para que jamás se corrompa la justicia, debe ser la sociedad civil, sin conexión a la administración, quienes dictaminen la necesidad de las leyes, en función de parámetros humanos. Las vieja legislación puede servir como punto de partida para el debate, pero nunca más pueden prevalecer reglas injustas y normativas que atentan contra la dignidad y la libertad del ser humano.

Si los niños aprenden desde pequeños la Ley Natural, en su etapa adulta, podrán sumar a la comunidad. La responsabilidad de nuestros actos, está en cada uno de nosotros, en saber distinguir la verdad y el amor, de la codicia y la violencia. Diferenciando la empatía y la fraternidad, de la mentira y la maldad. Porque no hay seres humanos buenos o malos. Hay comportamientos dignos e indignos. Actos mezquinos y ruines o actos bondadosos y benévolos. Tiene que ver con la capacidad del movimiento ciudadano, con su palpitar interno y su posibilidad para el empoderamiento y, sobre todo, la oportunidad de negarse a cumplir una orden que no está en armonía con sus sentir interno. Es imposible el libre albedrío si las convicciones particulares no consiguen plasmarse en el devenir cotidiano.

El Sistema, es el responsable de que existan tantos culpables. Porque el Sistema no enseña a la población a sentir intuir percibir, para saber actuar por sí misma. Educa exclusivamente para obedecer protocolos de acción, a veces ¡atroces! Acciones que llenan de horrores la historia de la especie humana. La civilización moderna, es el resultado de la ausencia de principios. La sociedad mejorada, es la dinámica de la espiritualidad creativa que aplica a diario los principios humanistas en sus instituciones y corporaciones y entidades financieras, pero sobre todo: en la administración local que protege a sus habitantes, defendiendo la existencia humana a plenitud de facultades.

Los juicios contra los nazis en Nuremberg duraron hasta 1949. Las pruebas eran abrumadoras, más que evidentes y consistentes. La moraleja es que los condenaron.. ¡para luego dejarlos en libertad! Fue un escarnio público. El espectacular circo de la época. Los países promotores del evento, querían recuperar a Alemania como aliado. Para que fuera el motor de Europa, donde habían insertado sus tentáculos.. los mismos que financiaron el auge del nazismo para ese patriotismo incendiario que quema a sus vecinos.

Un país, sin embargo, nunca es la bandera y su himno. Jamás un país son sus leyes y la constitución aprobada en sus cortes. Un país.. ¡es su gente! los seres humanos y sus principios.

Una comunidad son los hombres y las mujeres que la componen. Sus relaciones y la organización para sus interacciones. La armonía convivencial, es el resultado de los principios humanistas en el hogar y en la escuela, en las asociaciones y las reuniones, en cada tertulia y negociación, acuerdo y resolución que deviene decreto oficial.

Una familia, un vecindario, una ciudad, un país, un continente ¡el mundo entero! es lo que es.. por la expresión de sus principios. También son tal como son, hoy, precisamente, por la ausencia de los principios humanistas ¡urge su manifestación!

¿Faltan principios humanistas en la Tierra?…

¿Hace falta un sistema que favorezca los principios humanistas?…

¿Hay manera de que los principios humanistas estén presentes en nuestra sociedad?..

Si mencionamos a los principios humanistas fundamentales, es porque se pueden incorporar a la vida del mundo ¡como respuesta a la situación actual! Como la solución para transitar por el mundo saludable y pacífico, a plenitud de facultades humanas.

¿Conoces los Principios Humanistas que expone el ACIMUT COMUNAL?

Qué sistema es este que permite que un gobierno tenga por norma gobernar de espaldas a quienes juraron defender y proteger, ¿puede llamarse a esto democracia corrupta? ¿Autoridad arbitraria? ¿Globalismo totalitario? 

La declaración universal de los derechos humanos de la ONU  establece que tenemos derecho a la propiedad privada. Los intentos de expropiar nuestro dinero y propiedad, debe ser considerado delito contra la humanidad, y por lo tanto, es un motivo para el acimut comunal ¡infórmate!


-- Descargar artículo LOS JUECES NO PUEDEN SER JUSTOS SI DEBEN OBEDECER LEYES INJUSTAS por Aldo Acimut as PDF --


Por CIUDADANO COSMICO

Método NACIÓN GLOBAL ENERGYS es un movimiento de innovación social que parte de la base de la sociedad civil y se convierte en el acimut comunal. Surge de la necesidad de recuperar los principios humanistas que el actual Sistema ha extirpado de la vida cotidiana. Su finalidad, además de recuperar la libertad y la dignidad de los seres humanos, es promover el empoderamiento ciudadano que viene determinado por conceptos como “aunar esfuerzos" y "vibrar en la misma frecuencia", así como la "economía de cooperación” y la “anarquía del alma” que se concretan en La Agenda Ciudadana para la Armonía Planetaria, de la cuál el Programa de Humanidades ÉXODO Podcast es su altavoz, al igual que las canciones de consciencia del género musical Rockaware que compone e interpreta el artista Ol Sasha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.