PREFACIO CONCILIACIÓN

Despierto y con sed suficiente, un ser masculino que nunca negó su feminidad, caminaba seguro de hallar su destino. Quería beber de la fuente de la vida.

Sabía exactamente donde estaba. Y a ella se acercó. Y no hubo desgarro alguno, sino una sublime quietud.

Había recorrido el camino solo consigo mismo, pero a solas, no lograba imaginar cómo llenar su jarra.

¡Sucedió! Un generoso chorro de cristalina verdad fluyó saciando su anhelo, mas su necesidad parecía no tener fin, pues hablaba en nombre de multitudes.

Fue entonces cuando decidió aventurarse. Y al tiempo que coordinaba la profundidad de su respiración con el ritmo de su paso, se dirigió a la cima más alta, allí donde se encuentra el olivo y la piedra sagrada.

En el sendero de la plenitud, su vista se posó en una babosa que portaba conocimientos. Captó instantáneamente aquello que es vulnerable comprendiendo la esencia de lo inmortal.

En las copas de los árboles nacieron rayos de luz que no conocían límite alguno. Besaron su rostro confirmando el acierto. Siguió avanzando, intuyendo que tenía que hacerlo observando despacio, hasta que se detuvo justo donde está el olivo y una vez en cuclillas, dejó que su corazón se extasiara.

La belleza vestía de verde mostrando su intimidad. Seguía inmóvil junto a su amigo el silencio con las piernas como raíces en la Tierra. Y tuvo a la oscuridad como compañera, de lo contrario, ¿cómo entender lo más fundamental?

Cuando levantó la piedra sagrada, encontró la consciencia que lucía con elegancia su túnica traslúcida. Las ramas de su espíritu se extendieron hasta la alborada.

Afloraron enseñanzas y advertencias. Escuchó las tareas que debía cumplir. El más allá tendía su mano abierta y él, construyó allí su morada.

El secreto permanecía oculto, pero rozándole con suavidad su espalda se expresó. La sensibilidad hizo que se volviera para ser bautizado. Lo divino se hacía presente con garras afiladas.

Y al verse frente a frente se alegraron. Uno extendió los brazos para recibir los dones mientras el otro, impregnándole de aquello que es vital, se instaló en él para albergar a un huésped muy especial. Yo lo vi.

Conversaron largamente de esto y aquello. Muchas palabras fueron dichas intercambiándose regalos en cada mirada. Y la sabiduría mostró su lado bueno al compartir la conciliación del Cielo hecho Hombre.

El misterio de la existencia se mostró. Tomó su curso, su significado último. Descubrió la invisible perspectiva que yace oprimida y todo era igual, mas todo era a la vez distinto. Otra visión partía de su mismo centro.

Aprendió que las formas modifican los contenidos; que los medios nunca justifican el fin y por consiguiente, siempre lo determinan; que el miedo es la ausencia de amor y que todo cuanto se hace, tiene su resonancia en el cosmos.

En aquel instante comprendió que debía hacerse escultor y con palabras, llevar mensajes a los niños y desde la cima de la montaña, hablar a todos los seres vivos con humildad.

Los elementos volvieron a su lugar de nacimiento y partieron otros que cambiarían el orden de todas las cosas. Por fin el abrazo que susurra reconfortantes sinfonías…

Está preparado para entregarse como puente al infinito. Será un canal hacia lo eterno. El barquero que ayuda a traspasar los ríos del sufrimiento. Yo lo sé.

Y que gozo al expresarse en voz alta:

         ’’Soy un chispazo de luz que vibra, mas ¿cómo explicar lo que no puede verse si no es con el sentimiento en la acción?…

         Claro,  ya está, con voluntad!!!     

         Construir una nueva voluntad, porque de no reconstruir el templo que amenaza ruina, pronto, TODO terminará‘’.

Y cuantos allí se encontraban sonrieron de agradecimiento batiendo las alas de sus almas, avisando de su inminente llegada con cantos plagados de amor fraternal.

Así se convirtió en Despertador de Almas, ingeniero de su propia alma. Yo fui testigo.El Hombre que se abrazó por dentro - Ol Sasha

ESTA ES UNA NOVELA QUE PUEDES LEER SIN SEGUIR EL HABITUAL ORDEN CRONOLÓGICO DE LOS CAPÍTULOS. CADA LINK ES INDEPENDIENTE, UNA PIEZA AUTÓNOMA QUE VIVE POR SÍ SOLA.

PUEDES BRINCAR AL LUGAR QUE MÁS TE PLAZCA.

SITÚATE EN LA ZONA DEL ENCABEZADO, A LA DERECHA, EN LA PESTAÑA –MI VIAJE- Y SELECCIONA LA OPCIÓN VÁLIDA PARA TI.

PUEDES INDAGAR EN LA NATURALEZA DE LOS PEREGRINOS DEL VIENTO

PROFUNDIZAR EN LA HISTORIA DE DOS BUENOS AMIGOS

COMPRENDER LA SINGULARIDAD Y MOTIVACIONES DEL ERMITAÑO

DESCUBRIR A QUIÉN SE COMPORTA COMO UNA LLAMA AL VIENTO

TAMBIÉN PUEDES ADENTRARTE EN “EL ENCANTO”

O PUEDES AVERIGUAR EXACTAMENTE LO SUCEDIDO EN TIKAL

PERO POR FAVOR, LEE CON SUMA ATENCIÓN EL EPÍLOGO DE CONCILIACIÓN

INDAGA EN LA PECULIARIDAD DEL PUNTO DE PARTIDA –PRÓLOGO

NO IMPORTA CUAL DE LAS OPCIONES ELIJAS… AL FINAL, TODAS TE LLEVAN AL MISMO LUGAR: UN SITIO INSÓLITO QUE NO SE PUEDE NEGAR, DONDE SE CELEBRA EL CLÍMAX EXISTENCIAL, DONDE NACE LA MUTACIÓN QUE ALCANZA AL UNIVERSO ENTERO.

SEAS BIENVENID@.CREA EN TI LA MUTACIÓN


-- Descargar artículo PREFACIO CONCILIACIÓN as PDF --