Categorías
LA PERSONA

ROCKAWARE detalla la compleja época actual en ocho actos musicales

Tiempos difíciles reflejados en 8 actos-canciones para la posteridad.

 

Compongo música y escribo letras para interpretar la realidad, así consigo otra área de comunicación para el debate y la reflexión. Este es mi aporte, intentar estimular. Pero además de compartir ideas, señalo la urgencia de implicarse en la acción. Sugiero participar activamente en los acontecimientos de nuestra época, ya que nos encontramos ante la decisiva década que dibuja un futuro bastante deshumanizado. El desafío exige descartar cualquier forma de pasividad e implicarse a través de las herramientas innatas que cada uno disponemos como tesoros. Todos disfrutamos de ciertos dones y talentos que debemos poner al servicio de la comunidad. El ahora mismo reclama del compromiso formal de la ciudadanía planetaria. Si no estás listo para la aventura, siempre puedes cantar y bailar al son del Rockaware.

Compongo música y escribo letras para interpretar la realidad, así consigo otra área de comunicación para el debate y la reflexión. Este es mi aporte, intentar estimular. Pero además de compartir ideas, señalo la urgencia de implicarse en la acción. Sugiero participar activamente en los acontecimientos de nuestra época, ya que nos encontramos ante la decisiva década que dibuja un futuro bastante deshumanizado. El desafío exige descartar cualquier forma de pasividad e implicarse a través de las herramientas innatas que cada uno disponemos como tesoros. Todos disfrutamos de ciertos dones y talentos que debemos poner al servicio de la comunidad. El ahora mismo reclama del compromiso formal de la ciudadanía planetaria. Si no estás listo para la aventura, siempre puedes cantar y bailar al son del Rockaware.

A nadie escapa el hecho de que el viejo mundo se muere. Sin embargo, el nuevo mundo y su organización, tarda en aparecer. Es durante el presente espacio de intensos nubarrones, que surgen las pesadillas y los monstruos. Afortunadamente, hay hombres y mujeres inmersos en el proceso de «desaprender» la doctrina de la obediencia al Sistema. Seres humanos que se reconectan con su esencia genuina y su fluir natural. Ciudadanos que aspiramos a nuestra mejor versión, así como a la sociedad que se mejora a sí misma, desde la base y hacia arriba, en cooperación y armonía convivencial. Nunca más a través de una autoridad vertical que deviene autoritarismo.

La civilización «obligada» de nuestra época, existe porque hay una esclavitud «aceptada». Existe un deseo de someterse al líder, de obedecer al uniforme y la regla oficial, aunque sea una acción adversa o ilegal. Un gran masa de gente, prefieren que sean otros quienes decidan y determinen el estilo de sus vidas, mientras les aseguren lo básico, su zona de confort, una falsa seguridad. Los autómatas del Sistema se comportan igual que piezas que encajan perfectamente para que la maquinaria del leviatán tecnológico siga funcionando.

Hay que tener compasión y misericordia con los más débiles y vulnerables que se dejan atrapar, pero la caridad es con uno mismo. De lo contrario, te arrastrarán al abismo del transhumanismo. La pasividad y la apatía se han incrustado en los comportamientos generalizados. El conformismo y la resignación, se transmiten a través de las corrientes mediáticas y los datos informáticos, intoxicando y envenenando las almas ciudadanas que se van anestesiando por grupos y colectivos. Sin embargo…

¡Hacemos lo que somos! Así procedemos los divergentes, los forajidos del Sistema. Actuamos desde nuestra naturaleza intrínseca, sin ninguna clase de artificios, simulaciones o postizos. Vibramos sin máscaras ni armaduras. Conscientes de que el verdadero peligro está en la promesa de seguridad, en la oferta de protección para la defensa de nuestros legítimos derechos que sin embargo, están siendo vulnerados.

La gran mayoría de hombres y mujeres del planeta, son el resultado del ambiente que se impone, aceptando la directriz que se empuja y se fuerza deliberadamente para arrinconar, restringir y desbaratar la pureza del individuo. La gran mayoría de los ciudadanos simplemente SON. Devienen aquello que HACEN. Se limitan a ser, realizando aquello que se espera de ellos y ellas. Ese tipo de comportamiento programado teledirigido, en vez del auténtico desempeño de las actitudes que provienen de la íntima convicción que devine conducta serena y acertada y alegre ¡estimulante!

Por esta razón se traicionan: porque no encuentran amor en sus actos, ni tampoco un destello de libertad en su acción cotidiana. La mayoría de personas dormidas, insensibles a su esencia, por la soberbia del ego ensalzado que asegura el temperamento materialista ¡cometen una infidelidad consigo! En vez del vibrar del alma activada, son desleales con ellos mismos, al someterse voluntariamente al relato controlado. A la narrativa oficial, a pesar de las grandes lagunas y las dudas de su veracidad.  Caen bombas gigantescas, pero aceptan que son truenos o relámpagos. ¿Dónde queda la dignidad humana?

Descarga PDF Dignidad y libertad con ACIMUT

Escribir una canción es hablarle al mundo. Compartir ideas y sentir y a su vez, la sincronía con las demás almas. El rockaware sirve para estimular la innovación social, para salir del laberinto y apagar las ilusiones que ciegan, desenchufados del Sistema.  Mi labor de divulgación musical se enfoca en causar reflexión e inspirar lo mejor del ser humano. Advertir de los peligros es mi responsabilidad social, un compromiso que asumo en mi calidad de comunicador. Un comunicador con la intención de participar de un mundo más saludable y armonioso, sobre todo, en esta época de acoso al amor y la verdad, de parte de quienes ostentan la posibilidad de mandar.

El Rockaware configura una alternativa social. Presenta un rumbo. Invita a realizar un viaje espectacular y fabuloso que bien puede convertirse en apasionante. Para el compositor e intérprete, señala que nunca se trata de una disrupción negativa o desfavorable. Ol Sasha dispone de una claridad interior y una convicción vital que lo caracterizan de manera peculiar. Ha elegido un estilo de vida, una manera de ser y estar en el mundo, cuyos hábitos, se identifican con su naturaleza y autenticidad. Discurre su devenir con gracia y un constante servicio a la comunidad. Reconoce que le encanta implicarse en la Sociedad Mejorada.

Descarga PDF 2019 “OL SASHA EN PROFUNDIDAD” 
Descarga PDF 2020 OL SASHA AXIOMA MUSICAL 

Comunidad, es poner en común la unidad. Hay que recuperar este sentido auténtico del concepto. Dejar de ver a «la comunidad» como un nicho de negocio. Las personas, nunca deberían ser definidas por sus gustos en Internet. Los seres humanos no son solamente números en una estadística. Tampoco perfiles y canales con más o menos visitas y seguidores… somos mucho más potentes de lo que el Sistema nos hace creer.

Cada persona es importante, además de vital para nuestra raza. Disfruto aunando esfuerzos… lo percibo como necesidad. Te lo canto desde lo más profundo de mi alma. Ojalá las canciones que comparto, y cada uno de los ritmos que impulso, te agraden, y los goces tanto como el mensaje que guardan. Ojalá puedas cantar conmigo, y bailar con tu alma desnuda, danzando al mismo tiempo con lo mejor de la vida, con la mejor versión de ti… con tus atributos cósmicos al descubierto ¡resonando en la sociedad!

Todas mis canciones tienen como figura base la energía. ¿De qué otra cosa podría hablar? ¿Para qué cantar sobre otra cosa? Prefiero conversar sobre lo que es, y para lo que sirve… mencionar todo lo que se puede hacer con la energía cuando se gestiona desde el alma activada. Energía es lo mismo que amor vida consciencia libertad belleza verdad… ¡así la siento! Así lo canto como eje fundamental de mi producción musical… como foco de mi obra… como fósforo que enciende la gigantesca hoguera que abre paso al ave fénix universal. Compartiendo un pedazo de mi alma con las personas… un pedazo de mi vida… Mi vida es mi obra. Mi obra es mi vida, igual que la energía.

Apple iTUNES 
Spotify 

Facebook 
Canal vídeos 

Necesito decir cosas… cosas que me gusta compartir. Me encanta poderlo explicar a partir de ritmos y melodías. Mis letras estimulan el diálogo interno y la reflexión colectiva. Es un propósito favorable que siento noble causa social. No persigo la popularidad o el éxito comercial. Soy una persona sensible, nunca un producto a consumir y desechar. Sólo me interesa inspirar la unidad del amor en libertad. Señalar la consciencia de la energía como puerta abierta al potencial humano. Subrayando el compromiso que los hombres y las mujeres tenemos con nuestro planeta. Canto sobre la responsabilidad de los ciudadanos con el mundo que construimos con cada decisión, y a partir de los actos cotidianos. Ojalá que mis canciones puedan estar presentes y acompañar a las almas despiertas.

Gracias a quienes me escucháis.


-- Descargar artículo ROCKAWARE detalla la compleja época actual en ocho actos musicales as PDF --


Por CIUDADANO COSMICO

Método NACIÓN GLOBAL ENERGYS es un movimiento de innovación social que parte de la base de la sociedad civil y se convierte en el acimut comunal. Surge de la necesidad de recuperar los principios humanistas que el actual Sistema ha extirpado de la vida cotidiana. Su finalidad, además de recuperar la libertad y la dignidad de los seres humanos, es promover el empoderamiento ciudadano que viene determinado por conceptos como “aunar esfuerzos" y "vibrar en la misma frecuencia", así como la "economía de cooperación” y la “anarquía del alma” que se concretan en La Agenda Ciudadana para la Armonía Planetaria, de la cuál el Programa de Humanidades ÉXODO Podcast es su altavoz, al igual que las canciones de consciencia del género musical Rockaware que compone e interpreta el artista Ol Sasha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.